El  polvo que llevo bajo los pies
Es incomparable con la cantidad de tierra que he comido
Polvo que sabe a arrepentimiento
Tierra que huele a mierda
Polvo que sabe a sangre
Tierra que esta mojada por la lluvia de mi cuerpo.
Rota completa
Adolorida y desangrada
Bajo mi piel un par de músculos gritan y piden más dolor
Con un té intento calamar mis ansiedades
Pero mi piel insiste en removerse de mis muñecas.

Agónico despojo.

Despojarme y desprenderme de mi antigua yo
Desarreglarme el pelo
Repintarme los colores del rostro
Acariciarme para volver a saber cómo continúo.
Las auroras boreales se solidifican en mi cabeza
Mis imaginaciones se relativizan
Mis órganos violetas se gasifican y evaporan
Vacía en la gravedad de mi periplosa realidad.
Desesperada por desbordarme consumo café
Aspiro cigarrillos, me corto los muslos y me muerdo los dedos.
He pensado en cambiar de piel
Pero ella se manda sola 
Cuando el antojo y el dolor es mucho
Le gusta derramarse por alrededor de mis muñecas rojas.


Me molesta el sol
Me duele el sol

Pasa la melancolía bajo mi piel
Mientras intento cubrirme en la sombra de un avión.
Así de real es mi cuerpo
Tan real que la sed se acaba
Cuando el linfa se acumula sobre mis músculos
Y se aprieta la tráquea.

Nada más ficticio que refugiarme detrás de tu cabeza cuando me duele el sol.
Nada más ficticio que refugiarme bajo tu abrigo cuando me duele el frío.

En mi bolsillo siempre habrán canciones

Douleur se escribe en francés.

Pasas a mi casa-cuerpo

nos besamos
sonríes
tocas el timbre
ya vienes 
aun las mariposas buscan espacio en mis tripas
han pasado 12 meses
nada mejor que esperarte

Derramaría todo el excremento posible sobre este país
por mas que derramara no lograría que se pudriera mas de lo que ya lo esta.

Me cago absolutamente sobre todx
1
2
3
4
5
6
7
Raspe y gane su parte
Si se repite 20 veces el numero en las 9 casillas, usted gana.
1
2
3
Me cago y vomito sobre ti y todo lo pasado.






Desinflamándome el alma

Goteando de espanto

Así me dejan tus palabras fértiles

Tus temores sublimes

Y mis constantes confrontaciones mentales

Misandria nueva

Hembrismo escondido

Feminismo del amargo

Delicia de tribadismo.


Como la piedra teñida de arsénico

Arsénico parto de aquí

Con la voz gris

Con la tos adosada al llanto

Con las piernas pegadas y el cuello cubierto de cobre

Mira como se multiplican las casitas

Como cada cuadra se replica

Como los modelos se perpetúan

Como las piedras las deslizan

Así, con las manos negras y vacías

Con los chalecos rotos en la maleta

Con las camisas blancas y los cuellos negros

Los ojos amarillos y el bigote cansado

Así me veo, así me parezco

Como una gota de agua

Agua salada y mineral

Con el esófago lleno de sarro

Con los pulmones colgados

Y los diente ya sin raíces.


Que se jodan todxs menos .

Juana, la más loca, descarriada y dulce
La reina de las perras blancas
La más gloriosa vagabunda insomne.
Perdida en la inmensidad de su ego
En la sorpresa de la dicha,
En la excusa para un suicidio
Y en la forma en cómo redactar su testamento.
Distinta desde la tripa de la madre
Madre sola, padre solo, mas mujer que nadie.
Desde su nuca brotó la ondulación violeta
Que no le permitió conciliar por 3 meses
La dicotomía de su vida.
Y en recuerdos de infancia esta la respuesta
En las monjas de los pasillos
En los llantos de los 7 años
En la única pelea de su vida
En la primera mujer de su memoria.
Juana, tan dúctil, y versátil, tan honesta
Tan misteriosa y atormentada
Siempre lo fuiste, siempre
Y no juegues ahora a hacerte la tonta.

Y te oigo, porque resbalo desde tu oído(...)

Y continuo, beso todas las ondulaciones crepusculares

Tus bendiciones, tu sensibilidad(...).

Me muevo y tú me oyes

Me recoges del mar a punto de caer,

Cae tu boca en mi pecho(...).

Las alineaciones planetarias

Esta noche han sido las responsables.



Me resbalo por barro de la acera

Esperando que la lluvia no moje ninguna de mis ideas

Me deslizo por tu boca, tu cara

Suave y dulce como una roca

Dulce, suave, fría, imaginaria.

Me escabullo de la lluvia

Para que ningún insecto ruede al reparo/

De mi cuerpo para no ser atravesado por un espada liquida.

Y estas tú, esta vez te espero

Libre como insecto en tierra fértil

Suave como mujer

Insensible como mujer

Frívola (no) como yo.

Y te espero, con las ansias de la primera vez

De rozar las extremidades envueltas (tersas)

Caminar por tu lengua

Con la mayor de las ingenuidades

Con la menor de las vergüenzas

Con el mayor de los deseos.


Me corte los brazos entre los barrotes de fina hierba.


Pies descalzos y manitos heladas

La cara redonda de la niña

Acicala al firme pecho de la mujer

¡Quienes han de ser estas!

Grita con espanto mientras se lastima el cerebro

Con tanto corte y la vista oscura y con desprecio.

Aguanta, que les aconsejaron volverse en 3 años más

Cuando la dilatación mental sea feroz

Y cuando el deseo de regreso

Este perdido en medio de Paris, Londres o Berlín.

La descripción, la fabula abierta

El libro que leo todas las mañanas, no me desprecia.

Tu placer, la boca que cubre la mía

Esta vez sin rabia, sin prisa

Sin mentiras ni celos

Con colores, con fluidos en las techumbres de noche gris

Movimientos cálidos enfurecen la noche roja

Ojos derribados por las manos que me cubren.

Que limpia, pura y regenerada me he sentido

Gloriosa, poética y hermosa

Me devoraría como a un chocolate relleno de la más bella sangre

De la más pura miel de mora

Pura como tu mano, sucia como tu mano

Rodean mis dedos, frente cabeza cuello

Cuello que ha recibido en su dosis más exquisita

El mejor de los vinos, el mejor de los dolores

El mejor de los sabores, la mejor agua de mar

Salada como ambos después de sudar.

Y ahora, retratos construidos

Metáfora mágica de mi cerebro

Cerebro que nunca será metáfora

Metáfora del presente -futuro-.


Verborrea coagulada que fluyes por mi garganta

Nerviosismo creciente, determinante de la pierna temblorosa

Sismo de nervio palmar y desde el mar.

Música ambiente y desacelero, cuantos nombres cuantos días

Juana, María, Virginia, Teresa

Basta de retratos, basta de interpretaciones

No me juzguen no me golpeen no me agiten

Basta. Las manos sudan por lo menos una vez al día

El suero corre por las venas a lo menos una vez al día

Los hilos del cerebro tiemblan a lo menos una vez al día

La duda crece y decrece a lo menos una vez al día

La adrenalina se desborda a lo menos una vez al día.

Basta. La sangre corre rápido y fuerte por las arterias

El suero se escapa por las piernas, las manos y la cara

Limpia, cargada y descargada, con frigidez mental

Con dramatismo precoz y timidez impotente viviendo en la garganta.

Me tiemblan las manos, café sin azúcar por favor

La boca expulsa jengibre, la nariz toronjil. Calma.

Las pulsaciones me llevan. Control de la respiración.

Hacer listas. Calma.


Viajar por la letra que pulsa con fuerza en la cabeza

Poesía corta, verso chueco, letra tuerta

Ansiosa por flagelar mas de una pierna sin vellos

Más de una axila con miedo al miedo.

Dos peldaños de las escalan suenan como relámpagos en enero

Corriendo por rio abajo sonando como piedras por el

-cuando el rio suena es porque piedras trae-

De la baranda rota me afirmo

Depositando la poca confianza que me queda

Y caigo, rompo más de mis 2 órganos

Goteo, goteo, yo goteo suero.

Con la nariz mas clama refuto ideas

Sin encontrar por quien botar una bola de lana al suelo

Sin pensar me distraigo, salgo, salgo.

Acordeón en mis manos, no me destruyas las esperanzas.


Hay muchas cosas que me tuercen las tripas

Me revuelven las viseras

Me hacen sudar las manos

Palpitar el cerebro

Sangrar la nariz

Y preguntarme si...

Desarticularme el cerebro

Desenrollarme las tripas

Sudar la entrepierna

Palpitar la frente

Sangrar la lengua

Doler la cabeza

Y disparar el flash

Es de las muchas o de las pocas cosas.




Como lava aparece entre los arboles

Derritiendo todas las esperanzas

Construyendo dolores encefálicos

Mientras frenéticas se mueven allá abajo.

Dejo estas tierras húmedas de mares cercanos

Con olor a puerto de cuando en cuando

Cierro la puerta de una estadía ambigua

Distinta a lo que parecían los primeros días.

Me marcho de mi silla para vivir en una casa

Me deslizo más segura por la vereda, pero solo un poco

Comienzo a acostumbrarme…

De costumbre no se mucho , no paro de asombrarme,

De repudiar a cuantos y a cuantas.

Pasajes para casa, pasajes para mi mudanza

Con cajas, con amor, con olor a cigarro

A mate muy cargado, y a legumbres congeladas

Abro la puerta que ya no deja entrar los ruidos

Cierro la ventana que me dio mi mal dormir

Mi frazada morada que me arropa por las tardes

También quiere partir.

Ampolletas quebradas, alta dosis de consumo y cuentas atrasadas

Se quedan, no quieren partir con la insomne ahora durmiendo

Se abren las puertas, se cierran las ventanas, oigo el reloj de las 6

Pero ya no desde una cuadra

Lo oigo contigo desde mi almohada.

Sabe a día domingo de lluvia caminando por la ciudad

Como una taza de hierbas para dormir

Una almohada sola con olor a nada

Una cama sola y tibia

Pero por las marañas de alambre caliente

Como sabana recién lavada, sin compartirla

Como un solo par de calcetines en el suelo

Como mis zapatillas, una lejos de la otra

Como te sin azúcar, como pan sin queso

Como solo ciento diez pesos para la micro

Como asiento 13 en el bus

Como estufa sin leña

Como mi taza de café y al lado la otra, pero vacía.


(así se pone acá, de pronto...)

Puedo perder el tiempo sin vergüenza

Y vengarme del, sentada en el todo mirando nada

Puedo vengarme de los grandes pensadores

No leyendo y blasfemando,

Puedo llorar y sonreír a la vez

Pudo querer mil veces tus olores

Y otras mil mas tus sabores

Puedo dormir poco, y soñar más que todo

Puedo desgastar mis pies limpiando el balcón

Y mis manos con el roce de las cuerdas

Puedo reírme y contarte por que

Si me dices te quiero, puedo decirlo otra vez

Puedo imaginar mi día en un segundo

Volar y pensar que hago tanto más

De lo que de verdad hago

Puedo diseñar un planeta (si es contigo)

Puedo llorar por los puertos y los mares

Y sonreírme cuando hacia ellos voy.

Puedo pensar todos los días que ya falta poco

Tomo mi mochila, mi bicicleta, mis pupilas

La cámara, la guitarra, la lana de la vecina

Y poco a poco se hacen mías.




(Un día de Julio, al final. hoy, ahora, son esos días de bici, mochila y cosas lindas, solo que me falta el mas lindo)


Concepción, como agua te trago

como melancolía te quiero

con lagrimas ya te miro.


Puerto, como muelle me anclo

como llanto me gasto

con nostalgia me río.

Me separo de los prados de guerra
Me envuelvo en mi franja violeta
Y me deslizo por tres peldaños
Pienso y dispongo mis movimientos
Despego del suelo mis pies
Avanzo dos veces más
Busco archipiélagos entre mis manos
Encuentro melodías sinfónicas de soles de otoño
Deslizo mis ojos por los mástiles dóciles
Asoleando mis ojos que se vuelven rojos
Mi mano toca mi cabeza
No quiero llorar, quiero despegar
Despegar la tierra firme de mis zapatos sueltos
Me toco la frente y se despega desde la misma
Energía vibrante del tercero
Por las cuerdas vocales se desliza la grandeza
Por la garganta el elixir más glorioso
Por la lengua dilata las papilas
Y los ojos vibran al son de las maquinas
Soplo mi zapato, desato el primer nudo
Le canto al otro, desata el derecho
Sobre mi cabeza la blanca burbuja
Que me lleva y despega
Te espero aquí, ven luego.
(Menos mal que solo estudiamos :))

Quiero ojos largos para beber con ganas
Quiero dedos largos para que no te vallas
Quiero pies largos para que bailes conmigo

Siempre

ser e


El cerebro, la mejor metáfora de mi vida. Como dice el caballero que perdió su memoria, ¿somos marionetas de nuestro cerebro? Pues creo que no, creo que somos nuestro cerebro, la mas clara expresión visible de nuestro cerebro.

Me siento increíblemente inútil, inútil inútil inútil.
no puedo ver noticias, porque me siento inútil inútil inútil
prefiero salir a dar vueltas par no sentirme tan inútil inútil inútil

Diferentes vibraciones chocan dentro de mi vida símil a un cerebro
como sera posible que dentro de las cavilaciones mas oscuras
existan los choques vibracionales mas increíbles del momento

Inutilidad

A mi golondrino.


"solo quiero darte luz, cobijar tus sueños" E.Morris


Para ti, que sabes esperar paciente
mis silencios meditabundos,
recoger mis caricias esquivas
y mis palabras destronadas,
habitar en lo profundo de mis vísceras
y estremecer cada uno de mis amaneceres.
Para ti, a quien resguardo los sueños
para que vuelen libre y alto,
secar gozos sublimes
y consternaciones efímeras,
cuidar tus ojos dulces
y darles luz en cada atardecer sombrío.
Para ti, que rompiste el silencio
de una mente lóbrega,
con tan solo una sonrisa...

Embriagada de María Luisa y Teresa,

Comenzó a escribir,

Con una palidez fúnebre

De la muerte precoz de su adolescencia.

Un par de libros se encontraban recostados

Sobre su cama, principales causantes

De su manía y devoción a las letras.

Venía llegando de la sociedad,

De donde se retiraba impregnada

De consejos tornasoles

Y lluviosos tinteros sabios.

Estaba acostumbrada a dejar secar las flores

En un tubo precipitado azul

Esconde una rosa, y una violeta

Que aguarda la crónica de su ocaso anunciado

Recibe telegramas de amigos

Que requieren de sus facultades adivinatorias

Y las cenizas de sus inciensos.

Dice no extrañar a nadie

Pero de lunes a viernes

Duerme en el vagón

Que guarda la mente de Orfeo.


No soy ninguna genia y menos loca

No tengo más vísceras que nadie

Ni gozo de pulmones vírgenes

Ni de un hígado venerable

Tengo alergia todos los días del año:

A la sal de las lágrimas

A los besos de quien no amo

Al polvo de amistades ajenas

Al sabor de la amargura

A los adolescentes

A las guaguas

Y al vino de bodega

Juego todos los días de mi vida

A no caminar por las línea

Que trazan las baldosas de mi ciudad

Y espero en todas las horas

Un minuto para pensar

Me gusta volar alto y después aterrizar

Camino por mi pasillo

Y busco a mi gata para descansar

Puedo recordar

Que desde hace unos meses

Hay una parte de mi cuerpo

Que esperaba vaciar

¡Un órgano ya no es mío!

Lo he donado a un tórax,

A uno, que meritaba uno más…


Me pregunto si el umbral del dolor aumentara con las penas, si las yagas en la piel son el reflejo del desconsuelo que llevan dentro, si las arrugas de la piel son solo una extraversión del cuerpo para demostrar las verdaderas amarguras y dolores que guarda el alama, que guarda de una perdida irreemplazable, de un pesar insuperable, de una muerte inolvidable…

Como lagrimas que brotan de ojos cansados de dolor, son los innumerables compañeros desaparecidos, como lagrimas gruesas llenas de ausencia, sentimientos y recuerdo, de madres que lloran a sus hijos e hijas, abuelas y abuelos, esposas y esposos que clamaran por siempre, un sueño que todavía creemos posible, verdad y justicia compañeros, esperanza y fuerza por los eternos héroes...

hoy, la sangre de los compañeros, golpea mas fuerte que mil bombas y metrallas

“…aquí hermano, aquí sobre la tierra, el alma se nos llena de banderas, que avanzan, que avanzan contra el miedo, aquí hermano, aquí sobre la tierra, VENCEREMOS…”




Somos cinco mil
en esta pequeña parte de la ciudad.
Somos cinco mil
¿ Cuántos seremos en total
en las ciudades y en todo el país ?
Solo aqui
diez mil manos siembran
y hacen andar las fabricas.

¡ Cuánta humanidad
con hambre, frio, pánico, dolor,
presión moral, terror y locura !

Seis de los nuestros se perdieron
en el espacio de las estrellas.

Un muerto, un golpeado como jamas creí
se podria golpear a un ser humano.
Los otros cuatro quisieron quitarse todos los temores
uno saltó al vacio,
otro golpeandose la cabeza contra el muro,
pero todos con la mirada fija de la muerte.

¡ Qué espanto causa el rostro del fascismo !
Llevan a cabo sus planes con precisión artera
Sin importarles nada.
La sangre para ellos son medallas.
La matanza es acto de heroismo
¿ Es este el mundo que creaste, dios mio ?
¿Para esto tus siete dias de asombro y trabajo ?
en estas cuatro murallas solo existe un numero
que no progresa,
que lentamente querrá más muerte.

Pero de pronto me golpea la conciencia
y veo esta marea sin latido,
pero con el pulso de las máquinas
y los militares mostrando su rostro de matrona
llena de dulzura.
¿ Y Mexico, Cuba y el mundo ?
¡ Que griten esta ignominia !
Somos diez mil manos menos
que no producen.

¿Cuántos somos en toda la Patria?
La sangre del companero Presidente
golpea más fuerte que bombas y metrallas
Asi golpeará nuestro puño nuevamente

¡Canto que mal me sales
Cuando tengo que cantar espanto!
Espanto como el que vivo
como el que muero, espanto.
De verme entre tanto y tantos
momentos del infinito
en que el silencio y el grito
son las metas de este canto.
Lo que veo nunca vi,
lo que he sentido y que siento
hara brotar el momento...



Cada día que pasa me lleno de la melodía de tus labios
Pluma de tintero lleno y tronco de árbol de avellano
Bailan mis letras y se agitan mis hojas
Húmedo gris y hermoso, es nuestro cielo
Del día donde nuestros pasos
Entonan juntos las melodías de invierno.
Colores calidos envuelven mis desvelos
De guitarras con cuerdas
Que cantan acordes que recuerdan a primavera.
Florecerán los versos que guardo de hace un tiempo
En un universo celeste sobre nuestros hombros,
Que guarda tus sueños y mis sueños
Luego caerán las hojas y se escuchara el viento desde nuestra ventana
Ventana con flores eternas De mi música y mis colores.
Te quiero mucho mucho!

El, aquel hombre del silencio mío

Lleno de milagros y utopías

Entrelazamos nuestras mentes

Como una eufonía de viento desatado

Es temporada de ruidos

Iremos a la iglesia a saltar por los pasillos

Conversemos de nuevo con el clero

Que podemos cambiar el tiempo

Somos tierra, agua, fuego y viento

Pidamos a ellos

Nuestros primeros deseos.


Me gustaría cortarme las manos con vidrios

Quebrados por sus manos respetable señor

Chorrear la sangre desde mi rostro hasta mis pies

Dígame buen joven ¿ha comido pastillas hoy?

Y me sigo escurriendo la sangre que rueda como

Bolitas de mazapán por mi cuerpo dócil y distorsionado

Que busca enzimas tejedoras de ideas

Y glóbulos blancos que combatan el virus del sueño.

Glaciación permanente en el reflejo de mi rostro

Que se crucifica a al ser tan blasfemo

Tan sangriento y zurdo

Tan pulcro y tan burdo.


E.Matte





Realidad ondulante

Sofisticadamente preciosa

Silencio mudez y soberbia

Sentada oscilando cósmicamente

Patas de sillas que se pliegan tras mis ojos

Ojos vulnerables

Color apagado

Fríos y cálidos colores resaltan

y mi sobrellavada vida monótona

Escapa por el túnel

Por el ventrículo izquierdo de mi corazón

Y el ácido se desplaza

Corroe mi espacio crepuscular

Y altera el orden mundial

Susúrrame tus miedos al oído

Quiero escuchar una vez más

Decir locura y muerte

¿No era aquello?

Pues yo si, a ti

Y tú lo preguntas…

Corriente del canal que vez todas las noches

Insomnio vergüenza, cántame por favor

Soy una celda, antes lo dijo Alberto

Soy una celda…


E.Matte

Los rasguños en el piso

Lloran en mi cuerpo deshabitado

Mis sentidos prevalecen

Por sobre el bolso

Que descansa en aquellas piernas;

Dulce coraza que angustia

Mi estadía en la tierra.

Piso, agua, barro

Hilachas de papel

Y pedazos de hilo encorvado

Malestar abrupto

Y oscilaciones permanentes

En el mapa de mi cerebro

Cuando desde el occipital paciente

Crece y es omnisciente.

Pedazos de tormenta verde

Frío que libero por la boca

Pulmones fosforescentes

Aguas saturninas

Muros que me consumen

Y elevan mi alma

Piso celeste, baldosas café

Espirales blancos,

Y… núcleo sideral creciente

En mi estomago.


E. Matte


Siento que precozmente
Mi mente se oxida
Tengo mil preguntas
Y dos mil respuestas.
Son los engranajes que
Se corroen
Es mi cuerpo que se cansa
Al oír tantas reflexiones
De generar teorías
De hablar ideas
De fabricar emociones



E.Matte


El flujo de la conciencia me inspira sonidos

Oler extravagante y extraño

El flujo de mis ojos impulsas notaciones científicas

Que retratan cada segundo y milésima del mismo

Mientras los logaritmos

Conjugados con las metáforas y rostros agónicos

De señoras apocalípticas me miran…

Y me dicen, corre de aquí niña tonta,

Has perdido a la mitad de tu cuerpo.

Hoy decía, consigue un maniquí

Una maquina de escribir...

Escuchar como suenan las teclas

Y llorar por que no tengo cigarros,

Que particularidad tiene la sociedad

Y Dios tan sencillo simple complejo omnisciente

Determinista y predestinado

Naturalista abnegado y llorón de la edad media.

Me siento, me canso, me paro y respiro…



Desde mi ventana, viajo

Soy un parásito

Un parásito en transito

De este mundo que de pronto

Me da asco.

Parásito por ser nociva

Nociva por ser parásito,

Lo nocivo por pensar mucho

Lo de parásito por la inmenso…

Que de vez en cuando me corrompe

Que me altera que me asfixia que me encierra

Y solo pienso…

Pienso al borde del colapso psicótico

De una mente casi en trance,

En un trance sintético y escéptico

Abandonado, en lo oscuro del ruido

Y en la luz del silencio

El parásito en transito

Desfallece, por que se encuentra

Se encuentra

Se encuentra

Se encuentra lejos.


Hey dime donde estás,
donde fuiste a parar

Hey cuéntame que pasa,
cuando miras hacia atrás

Te perdiste en un momento
Te escondiste en un lugar

Donde ya no hay recuerdos
No te puedes encontrar

A un lado del camino,
te sientas a esperar

Que un rayo te despierte,
que te haga reaccionar

Te perdiste en un momento
Te escondiste en un lugar

Donde ya, sólo hay pretextos
No te puedes encontrar


Se arrienda
Andres Valdivia
Encontrar


Hoy cree mi propio film, con mi banda sonora, aquella que evoca recuerdos de los mejores tiempos de mi vida. Mientras en la calle escucho y veo a la gente absorbida por el stress de comienzo de año; el sigilo de mi caminar, espanta espectros y atrae la frialdad del ciudadano. Me he dado cuenta que soy blanco fácil de burlas y daños, frágil de sentirme dependiente y presionada, aun mas frágil cuando siento la falta de un abrazo cálido, cuando quiero sembrar mis flores y las opaca el maldito reloj que no me deja correr junto a el; escasa de tiempo, miro como se fue un maldito día mas sin ver a mis amigos, sin atravesar su alma, sin sentir la presión de mi cuerpo sobre un corazón palpitante, sin dejarme un día, un día tan solo uno para creerme Aristóteles, Unamuno o Poe…

Suena “I know” y lo extraño.


Autorretrato.

Rostro de acuarela, dedos impacientes

Ojos suaves y labios mudos

Reacia a las palabras vanas

Y a las caricias falsas

Asidua a la bohemia verdadera

Y a una caja de vino desgarrado

Amiga de las cuerdas y el sonido

De las metáforas y un pincel

Adicta a las caminatas, la noche

Y los nuevos experimentos

Idealista y realista

Radical y socialista

Solitaria porque sí

Tal vez seria y retraída

Contemplativa y meditabunda

De amores extraños

Y ahora lejanos

Dulce y melancólica con la lluvia

Agria y hostil con el sol

Sin miedo a los recuerdos

Y al destino

Enemiga de las masas

Y el ruido de la ciudad

Hereje y deísta

Azul y violeta

Calmada de andar

Y analista al mirar

Compleja de mente y estados

Fumadora diurna y nocturna

Amante…del puerto y del centro del país,

Del viento y la libertad

Sin grandes ataduras

Y con leves dosis de cordura.

Inadaptada a mi generación

Y a los ojos de ellos.